SATSE: “Nadie reconoce las penosas condiciones laborales de las enfermeras que trabajan en los hospitales de nuestro país”

18 febrero 2019
Cuidemos de quien te cuida

El Sindicato de Enfermería denuncia que los distintos servicios de salud “no han movido ni solo un dedo” para compensar de manera justa las penosas condiciones laborales de un colectivo profesional cuyo salario base es de unos 1.000 euros al mes.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, considera que la gran “asignatura pendiente” de la Atención Especializada de nuestro país es reconocer las especialmente difíciles condiciones laborales que tienen las enfermeras y enfermeros en los hospitales, como el trabajar a turnos, por la noche o cualquier domingo o festivo, y que alteran permanentemente su ciclo biológico.

SATSE recalca que, después de agravarse las condiciones laborales de las enfermeras y enfermeros que trabajan en los centros hospitalarios durante los años de crisis, los distintos servicios de salud “no han movido ni solo un dedo” para compensar de manera justa las penosas condiciones laborales de un colectivo profesional cuyo salario base es de unos 1.000 euros al mes.

Por un lado, la organización sindical recalca que las enfermeras y enfermeros que trabajan en los hospitales son considerados de forma errónea e inaceptable por la administración como “profesionales para todo”, trabajando a turnos, de noche y durante los domingos y festivos, lo que conlleva un innegable desgaste físico y psíquico, al tiempo que dificulta enormemente la conciliación de la vida personal y laboral. En el caso de las noches, por ejemplo, una enfermera puede llegar a trabajar hasta 15 noches en un mes en jornadas de tiempo seguido.

Según el Sindicato de Enfermería, todas estas condiciones laborales reciben una compensación económica claramente insuficiente. Así, una enfermera o enfermero cobra tres euros por cada hora de trabajo nocturno, cantidad que se reduce a dos euros si trabaja más de 70 horas al mes de noche.

Asimismo, SATSE recuerda que las enfermeras y enfermeros que trabajan en los hospitales de nuestro país pueden cambiar de servicio dentro de su centro en cualquier momento y de manera inmediata, lo que les obliga a enfrentarse a una realidad asistencial y de cuidados totalmente diferente, con pacientes distintos, ubicación de medios materiales distinta o estancias y dependencias  sanitarias distintas.

“Las enfermeras y enfermeros de Atención Especializada son profesionales que tienen que hacer frente a todo tipo de situaciones y a pacientes con todo tipo de patologías y necesidades de cuidados  y atención, y la respuesta de las  distintas administraciones sanitarias públicas a su sobreesfuerzo y absoluta dedicación es prácticamente nula”, apuntan desde la organización sindical.

De otro lado, SATSE recuerda que la salud y seguridad de todos los pacientes y ciudadanos está en mayor riesgo si no se cuenta con el número suficiente de enfermeros y enfermeras. Algo que sucede en los hospitales de la sanidad pública española, ya que se necesitan más de 72.000 enfermeras y enfermeros para equipararnos, al menos, a la media de los países de nuestro entorno.

En la actualidad, todos los hospitales cuentan con enfermeros y  enfermeras que sufren una gravosa sobrecarga de trabajo que les lleva a tener que atender hasta el triple de pacientes de los recomendados, lo que repercute negativamente en la atención al paciente y también en la seguridad y salud de los propios profesionales, concluye.