SATSE denuncia las condiciones laborales abusivas de la sanidad madrileña

03 abril 2019

SATSE Madrid ha iniciado una campaña de reclamaciones individuales sobre las condiciones de trabajo de los profesionales sanitarios de la región, tras constatar que muchas de las condiciones laborales que tienen que soportar en el Sermas están generando problemas en su salud.

El Sindicato de Enfermería ha iniciado una campaña informativa y de denuncia individual entre los más 71.000 trabajadores del Sermas, entre los que se encuentran los 21.000 profesionales de Enfermería, Enfermería especialista y Fisioterapia, con la intención que denuncien las condiciones laborales que están padeciendo y que, en muchas ocasiones, acaban perjudicando su salud. 

‘No dejes que la sobrecarga laboral te dañe: ¡Denúnciala!’ es el título de esta campaña que tiene por objetivo velar y proteger la salud de todos los profesionales sanitarios del Sermas, requiriendo a la Administración Sanitaria a tomar cartas en el asunto y resolver las deficiencias detectadas en la gran mayoría de los centros asistenciales de la región, tanto de Especializada como de Atención Primaria. 

En la Comunidad de Madrid, según el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en el avance de datos de enero de 2019, se habían producido más de 7.600 accidentes de trabajo con baja. Las referidas como ‘Actividades sanitaria y de Servicios Sociales, sumaban, según ese mismo informe, un total de 617, la más elevada de todo el Estado. 

En total y según este avance, en el conjunto de España se han notificado un total de 3.342 accidentes laborales con baja por lo que las llevadas a cabo en la Comunidad de Madrid representan casi la quinta parte del total. Por dar un ejemplo, en Andalucía se notificaron en el mismo periodo y sector, un total de 536 accidentes laborales y en Cataluña, 459. En la Comunidad de Madrid fueron 617 notificaciones. 

El Sindicato de Enfermería en Madrid ha detectado 15 items que pueden suponer condiciones laborales abusivas y que afectan directamente a la salud del profesional e impactan en la calidad y seguridad de los cuidados que éstos ofrecen a los usuarios. 

Así, las excesivas cargas de trabajo unidas a un ritmo de trabajo muy elevado, tan habituales para los profesionales de Enfermería, Enfermería Especialista y Fisioterapeutas pueden generar estrés que, a su vez, inciden en que se desarrollen graves problemas de salud tales como riesgo de depresión, problemas digestivos, de insomnio, presión arterial elevada o problemas cardiovasculares, entre los más frecuentes. 

Las plantillas insuficientes provocan, por ejemplo, que los centros hospitalarios o los Centros de Salud, en el caso de Primaria, no puedan contar con profesionales para asumir contingencias que son muy habituales en centros de trabajo como bajas laborales, permisos de formación o, simplemente, cambios de puestos de trabajo por necesidades del Servicio. En estos casos suelen ser los profesionales de las propias Unidades los que deben cubrir las bajas y vacantes producidas ya que las Gerencias tienen órdenes de no sustituir muchas de estas bajas. 

La falta de descanso entre jornadas, la fatiga provocada por el trabajo nocturno o a turnos, la dificultad de conciliar la vida familiar y laboral, los contratos basura (realizados día a día y sólo entre semana para no tener que abonar el salario del fin de semana), la cada vez mayor violencia en trabajo o la falta de autonomía profesional son, también, algunos de los factores que pueden provocar problemas graves en la salud de los profesionales de Enfermería, Enfermería Especialista y Fisioterapeutas y en el resto de profesionales sanitarios del Sermas.