Enfermeras y pacientes suman fuerzas en favor de las personas con epilepsia

13 junio 2019
Juntos sumamos

SATSE y la Asociación Nacional de Personas con Epilepsia-ANPE coinciden en la necesidad de contar con más enfermeras para garantizar una atención de calidad a las personas con epilepsia, una enfermedad que afecta a 700.000 personas en España.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, y la Asociación Nacional de Personas con Epilepsia-ANPE han firmado un acuerdo de colaboración para trabajar de manera conjunta en futuras acciones que trasladen a las diferentes administraciones públicas la necesidad de mejorar la atención y cuidados a las personas que sufren esta enfermedad a través de una dotación adecuada de enfermeras y enfermeros.

El acuerdo, que ha sido suscrito por el presidente de SATSE, Manuel Cascos, y la presidenta de Asociación Nacional de Personas con Epilepsia-ANPE, Isabel Madrid, subraya que ambas organizaciones quieren profundizar sus relaciones y colaborar mutuamente para favorecer el fortalecimiento y defensa de una sanidad pública de calidad que conlleve un aumento de la seguridad del paciente, a través de todos los procesos de atención enfermera.

Ambas organizaciones coinciden en la necesidad de contar con un número adecuado de enfermeras y enfermeros que garantice una atención segura y de calidad a las personas con epilepsia, una de las enfermedades neurológicas más frecuentes, y que en España se estima que afecta a alrededor de 700.000 personas, siendo la prevalencia mayor en edades infanto-juvenil y mayores.

De igual manera, SATSE y la Asociación Nacional de Personas con Epilepsia-ANPE son firmes defensores de la implantación progresiva y generalizada de la figura de la enfermera escolar, para que pueda atender las necesidades del alumnado con esta enfermedad neurológica crónica.

Otro aspecto sobre el que ambas organizaciones entienden que hay que seguir trabajando es en el de informar y formar a la sociedad en su conjunto para  “normalizar” una patología que a día de hoy  sigue estando asociada a creencias y falsos mitos que todavía no están superados, como el que pudiera ser contagiosa o peligrosa.

Sobre la labor asistencial que realizan las enfermeras y enfermeros, SATSE y ANPE recalcan que estos profesionales valoran la importancia del buen manejo y detección de las crisis y actúan ante ellas, proporcionando un entorno seguro que evite las lesiones y complicaciones que éstas pueden producir.

En materia de educación sanitaria a los pacientes con epilepsia, familiares y personal docente, las enfermeras y enfermeros ofrecen información y formación sobre la enfermedad, explican las actuaciones correctas y las incorrectas a realizar en los momentos en los que se produce una crisis e informan sobre hábitos de vida saludable que inciden notablemente en la reducción de las crisis y las precauciones que deben adoptar.

El convenio de colaboración suscrito con la Asociación Nacional de Personas con Epilepsia-ANPE se suma a otros acuerdos alcanzados recientemente por SATSE con asociaciones de pacientes, como el Foro Español de Pacientes (FEP) o la Federación Española de Diabetes (FEDE), con el objetivo todos ellos de sumar fuerzas en aras a mejorar la atención sanitaria en nuestro país.