SATSE Madrid pide que se deje trabajar a la Atención Primaria

30 julio 2020
Un enfermero de Atención Primaria toma una muestra de sangre de un joven en plena crisis del COVID 19

SATSE Madrid denuncia que una veintena de centros de salud o consultorios locales siguen cerrados y los SUAP continúan sin actividad. El Sindicato lleva meses reclamando un incremento sustancial de profesionales de Enfermería, matronas y fisioterapeutas para que la atención en los centros de salud pueda volver a la normalidad.

La actividad en los centros de salud de la Comunidad, aquellos que están abiertos, sigue estando por debajo de lo normal. Los profesionales de Enfermería siguen sin poder realizar muchas de sus actividades habituales y los usuarios empiezan a demandar cuidados que no se pueden ofrecer por las limitaciones impuestas por la Administración autonómica. 

“Es impensable, aventuran desde SATSE Madrid, que la principal puerta de entrada al Sistema Sanitario Público funcione al ralentí, que haya más de una veintena de centros de salud o consultorios locales cerrados o con limitación de horario o que los refuerzos en zonas con alta concentración de usuarios (localidades de la Sierra de Madrid, por ejemplo) no se hayan efectuado. O ponemos la Atención Primaria a funcionar o vamos a tener un grave problema cuando se produzca un rebrote de la Covid-19”, finalizan. 

Desde el Sindicato de Enfermería en Madrid se muestran muy preocupados por la situación sanitaria de la Comunidad “la Primaria no funciona como nos gustaría a los profesionales de Enfermería, matronas y/o fisioterapeutas, los prometidos refuerzos no han llegado y lo que es peor, no se esperan. Además, los planes anunciados por la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, en vez de tranquilizar, preocupan cada vez más”. 

A fecha de hoy no se sabe cómo van a dotar los nuevos pabellones de Ifema y desde SATSE Madrid temen que sea a costa de los profesionales de Atención Primaria como ya ocurrió cuando se abrió el anterior Hospital de Campaña. “Es imprescindible que se contrate personal para atender el nuevo espacio hospitalario. No puede ser que vuelvan a retraer personal de la Atención Primaria. Si vuelven a incurrir en el mismo error, volveremos a ver cómo se colapsan los hospitales ya que no existirá filtro sanitario para canalizar los nuevos casos de Covid-19 que se producirán”. 

“No se puede permitir, añaden desde SATSE Madrid, que no nos dejen desarrollar nuestro trabajo como queremos, que se nos niegue la posibilidad de descansar o que tengamos que multiplicarnos porque no se han reforzado los centros de salud con el personal mínimamente imprescindible. No se puede permitir que no fidelicen a los profesionales que trabajan en ellos con mejores condiciones económicas y/o laborales y que se vean abocados a irse a hospitales u otras CCAA, por ejemplo, ya que se les ofrecen mejores contratos y de mayor duración”. 

“No podemos luchar contra la Covid-19, finalizan, con estas plantillas ya que además de mermadas están cansadas y con las actuales políticas de contratación no se contribuye a la mejora del ambiente laboral, sino todo lo contrario. En Madrid han provocado que las enfermeras y enfermeros emigren a otras Comunidades en busca de algo que aquí no ofrecemos, estabilidad y contratos”. 

Control de casos

Respecto a los profesionales encargados de la vigilancia epidemiológica y control de casos, SATSE Madrid considera que las cifras anunciadas por la presidenta y el consejero de Sanidad siguen siendo ‘ridículas’ para el número de casos a seguir. “La Comunidad de Madrid necesitaría entre 1.000 y 1.400 profesionales para lograr un control mínimo de los casos. Con tan pocos lo normal es que se escapen contactos o que el seguimiento sea poco efectivo”. 

Tampoco queda claro el perfil del personal responsable de la vigilancia epidemiológica y control de casos, reiterando desde SATSE Madrid que deberían ser enfermeras y/o enfermeros ya que son los que mejor perfil ofrecen pero para ello deberían reforzarse las plantillas enfermeras y contratar más personal. 

“En la última modificación de la Orden por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la Covid se deja, además, en manos de los Ayuntamientos y a sus trabajadores el desempeño de estas funciones. El caos, explican, va a ser absoluto ya que nadie ha explicado qué pasará con aquellos contactos que sean de fuera del municipio y quién se encargará de contactar con ellos. En este sentido hay que destacar la indefinición total del procedimiento a seguir”, finalizan.