SATSE considera preocupante la escasa sustitución que el SAS llevará a cabo este verano de la plantilla de matronas

01 julio 2020

Solo el 44 por ciento de la misma se sustituirá, siendo más alarmante en Atención Primaria que solo se sustituye a un 7 por ciento, quedando por tanto este verano una plantilla bajo mínimos.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía considera preocupante la escasa sustitución que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) pretende llevar a cabo en los centros sanitarios de la plantilla de especialistas en Enfermería Obstétrico-Ginecológica este verano. De hecho, solo el 44,27 por ciento de la misma será sustituida.

Esto quiere decir, explica SATSE, que de las 855 matronas y matrones que conforman actualmente la plantilla del SAS, solo 378 serán sustituidas, y prácticamente todas ellas se realizarán en Atención Hospitalaria con 364 efectivos, el 56 por ciento de la cobertura, mientras que en Atención Primaria esa cobertura será casi nula, con tan solo 14 sustituciones, el 7 por ciento de la plantilla.

Por provincias las que menos sustituciones van a recibir son Almería con 19 sustituciones, seguidas de Málaga con 26, Huelva con 30, Jaén con 41 efectivos sustituidos, Córdoba contará con 46 sustituciones y finalmente, Cádiz con 58 sustituciones, 64 matronas sustituidas Granada y 94 en Sevilla.

Esto supone, denuncia el Sindicato de Enfermería, que este verano la plantilla de especialistas en Enfermería Obstétrico-Ginecológica en el SAS quedará bajo mínimos, aún más deficitaria de lo habitual, repercutiendo por tanto en la atención y en la calidad de la asistencia que se ofrecerá a las usuarias.

SATSE desde hace años viene reclamando la necesidad de contar con al menos una matrona o matrón por centro y terminar con el deficiente reparto de estas profesionales en las distintas provincias, creando claras desigualdades en la atención a las mujeres en función del lugar de residencia. Carencias, apunta el Sindicato de Enfermería, que se agravan aún más en épocas estivales como la actual, pues el SAS en lugar de dotar y llevar a cabo las sustituciones al cien por cien de las plantillas, opta por tomar medidas restrictivas y economicistas.

La organización sindical recuerda a la Administración de la importancia de la labor que desarrollan las matronas y matrones. Profesionales que proporcionan una atención integral a la salud sexual, reproductiva y maternal de la mujer, y, además de asistir el embarazo y posterior parto, atienden sus necesidades en la fase de puerperio normal tras el nacimiento, así como las del recién nacido sano hasta que casi cumple un mes de vida (control de metabolopatía…).

Al respecto, el Sindicato apunta que, en la adolescencia de cualquier mujer, las especialistas en Enfermería Obstétrico-Ginecológica realizan actividades educativas e informativas en materia de salud sexual y reproductiva, métodos anticonceptivos, hábitos de vida saludables o prevención del cáncer de cuello de útero, mientras en que en el embarazo, parto y puerperio, asesoran y educan para la salud a la embarazada y su pareja en aspectos como la alimentación, ejercicios, higiene, sexualidad o depresión post parto, entre otros.

En una etapa adulta, estos profesionales desarrollan actividades educativas en materia de salud sexual y reproductiva y trabajan en la detección precoz de distintos cánceres, como el de cuello uterino, mama o genital, así como en la atención en el climaterio o la prevención de las alteraciones de suelo pélvico, incontinencia urinaria…

Por todo esto, SATSE no concibe como la Administración deja la sanidad pública andaluza en una situación tan carente de este personal, dejando a las mujeres en una situación de mayor vulnerabilidad pues la falta de personal contribuirá a ello.